martes, 26 de marzo de 2013

Esperanza y miedo.


La alegría saludó a la tristeza con una exagerada reverencia. La tristeza saludó a la alegría con un simple puchero. La alegría trató de empezar la conversación
-¿Cómo estás?-.
-Con esperanza-.
-¿Esperanza?-.
-Sí, es la única forma de llevar la vida-.
-¿No te cansas?-.
-Jamás, me cansaría de andar con esa cara tuya, todo el tiempo-.
-¿Cómo así?-.
-A mí no me engañas, tus ojos hablan más que tus dientes, sé que todo el tiempo te da miedo ser yo-.
-¿Miedo? ¿Yo? ¿Cómo te atreves?-.
-De la misma forma que tú te atreves a robarme mis lágrimas-.
-Nunca sería capaz...-.
-¡INSOLENTE! Te veo, cada vez que tienes un ataque de risa, aguas los ojos y ahí, ahí lo noto, el miedo, la angustia, el temor. No quieres, bajo ninguna circunstancia, ser yo-.
-No es verdad-.
-Claro que sí, ahí está otra vez, esa pupila dilatada que hace que estés alerta, ese corazón más ansioso, esas orejas más paradas, esa nariz más respingada-.

La alegría no dejó esconder su angustia, sí, todo lo que la tristeza había dicho era verdad, estaba muerta de miedo.

-A ver, ¿y tú qué dices de la esperanza?-
-Nada, es mi estilo de vida-.
-Explícate-.
-Tengo la esperanza de que algún día no seré más tristeza, eso parece ser bueno, lo que todo el mundo quiere-.
-¿Eso qué tiene que ver con mi supuesto miedo?-.
-Tú tienes miedo de ser yo, de dejar de ser lo que todos quieren-.
-No es verdad-.
-No te engañes, tú sabes que así es-.

La tristeza sonrió, como cuando en medio de un gran dolor alguien dice un chiste, esa sonrisa pasajera que se toma el cuerpo, inyecta un par de endorfinas y vuelve a estar todo igual de nublado.
-Mira, hasta con este profundo sino puedo sonreír, eso es bueno, tú llenas tus ojos de lágrimas y te orinas del susto-.
-No te creo, me voy-.
-Adiós-.
-Adiós-.

La tristeza se quedó pensando que ella era la felicidad absoluta, llena de esperanza y que era la alegría la forma más burda de estar al borde del precipicio, siempre con miedo, siempre con desespero. Sonrió y durmió entre lágrimas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada