domingo, 18 de marzo de 2012

Mar

Esta historia que estoy a punto de contar es real, me pasó a mí y de seguro le paso algo similar a alguno de ustedes. Era el año 2010, un año muy duro para mí porque dure desempleado casi 8 meses, debido a esto me la pasaba noche y día frente al computador en Twitter.

Hasta Octubre de ese año yo era de los que hablaba con todas las persona que me hablaban por DM o mención, en esas cosas de la vida conocí a alguien, a una mujer, empezamos con pequeñas menciones así sin sentido, burlándonos de todo, riendo y a veces de forma seria.

Desde el principio fue coqueteo ahí medio raro, divertido y algo simpático pero solo por menciones, estábamos muy pendientes el uno del otro, armábamos unos debates de cualquier pendejada que nos hiciera feliz, el tiempo paso y de menciones pasamos a DMs aunque era mucho más personal siempre había algo que nos impedía ser aun más personal, lo sentía pero nunca lo dije.

Yo salía de algo, una especie de no relación si relación con otra mujer pero esto nunca fue conflicto para mí. El caso es que paso mucho tiempo, muchos ruegos hasta que ella por fin accedió a darme más datos y no era para más, éramos aun unos completos extraños. Llegamos al MSN ahí supe más detalles de su vida como sus gustos, sus defectos, sus virtudes, sus cualidades y conflictos. Aun me acuerdo de eso y se me eriza todo. No se como explicarles pero sin verla supe que era la mujer perfecta ósea, yo nunca tuve un prototipo ni nada pero ella era lo que andaba buscando y no había encontrado hasta ese momento.

Decidimos vernos a través de las cámaras, fue un momento muy especial y aún lo recuerdo muy bien. Primero, ella estaba muy apenada, movía sus ojos de una forma coqueta. Su rostro era de ensueño, pequeño, sus ojos saltones, orejas pequeñas, pelo largo, boca pequeñita con una sonrisa perfecta. A pesar de ser bajita tiene unas de las piernas más largas que he visto y es flaquita con panza. Estaba embobado, era de una belleza única además proviene de una de las zonas más hermosas de Colombia así que poseía un acento que a cualquiera dejaría con la boca abierta de solo escucharlo, admito que no le entendía muy bien al principio pero luego ya hasta se me pegaban dichos de ella.

Así seguimos durante casi un año, hablando por chat, celular y skype hasta que acordamos vernos
personalmente, coincidía que yo estaba en la misma ciudad que ella y por esas cosas de la vida me llamó… No esperamos más nos encontramos en un supermercado grande y conocido al instante de vernos quedamos sin palabras, nos saludamos penosamente y al momentico nos abrazamos, definitivamente yo había quedado flechado, eso amigos y amigas era amor a primera vista.

Esa noche nos despedimos con un beso. Después llego el fin de un principio, a la semana de haber
sucedido el encuentro me llama y me confiesa que tiene novio y que por supuesto no puede seguir
con esto, que ella amaba al otro y no le iba a hacer eso. Colgué y por un momento no supe como
reaccionar, no sabia que hacer lo que vino después fue lo más bizarro que pude hacer, pues a la semana me comunique con ella y actuamos como si nada y durante un tiempo fue así pero no nos veíamos personalmente. A veces venia la conversación del novio o sea lo que fuera el man ese.

Entre más semanas pasaban menos nos hablábamos, cuando lo tenia muy alejado al novio ella cambiaba conmigo totalmente, me llamaba, me buscaba hablábamos horas y horas y de un momento a otro se desaparecía.

Llamadas esporádicas es lo que vino después hasta que definitivamente nos dejamos de hablar, no por mí, por ella y su otro compromiso. Por mi parte sigo enamorado, la recuerdo prácticamente todos los días y algo me dice que ella también pero pece a esto y a todo lo que me paso estoy bien, continuo con mi rutina diaria.

Como ven el amor existe de cualquier manera, paso más de un año hasta que la vi y ahora van 6 meses de no oírla y con todo eso la sigo queriendo y así continuare por quien sabe cuanto tiempo más.

Anónimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada