sábado, 22 de octubre de 2011

Mi voto

Desde que soy ciudadano me he tomado muy en serio el tema de votar, siempre he querido creer (a veces no me lo creo tanto) que uno sí puede ser parte de la diferencia. Soy un convencido de la representación, siempre he votado por aquellos que me representan, a quiénes puedo acudir cuando no quiero que pase algo y, también, cuando quiero que no pase algo.

El año pasado voté por Antanas Mockus a la presidencia. No creo que me haya equivocado, fue un momento histórico, le dije no a la maquinaria, no al todo vale, no a la politiquería. Es posible que le haya dicho sí a la improvisación y la egolatría. Voté por Jorge Londoño, senador verde, quién ha votado como lo habría hecho yo y que está en la comisión primera, la que para mí es más importante. Voté por los verdes en la lista cerrada de la Cámara y con siempre estoy pendiente de lo que dice y hace Ángela María Robledo.

Este año la decisión no ha sido fácil. La carrera a la alcaldía de Bogotá tenía de candidatos a tres personas con las que trabajé. Hoy, a poco más de una semana de las elecciones, ya decidí mi voto.

Primero debo decir que a la alcaldía me gustan mucho tres candidatos, al concejo otros cinco, a la JAL no conozco uno que valga la pena en mi localidad. A la alcaldía mayor la opción está entre Carlos Galán, Aurelio Suárez y Gina Parody. Al concejo los opcionados son Carlos Vicente de Roux, Angélica Lozano, Mafe Rojas, Martha Ordóñez y Juan Felipe Grillo.

De Carlos Galán me gustan sus propuestas, su juventud y su equipo. Es fabuloso, pero tengo la impresión de que no conoce bien a Bogotá, no me imagino que nos gobierne alguien que no haya montado en bus para ir a estudiar o trabajar. Carlos con seguridad va a marcar las próximas generaciones políticas de Colombia y tendré el placer de votar por él en otra ocasión.

De Aurelio Suárez me gusta que está preparado, que aunque es de la izquierda del Chicó que tanto detesto es ecuánime y se ha preparado para gobernar esta ciudad. Le sobra su inútil partido. Lástima.

A Gina Parody la conozco hace mucho y me gusta su propuesta de Bogotá. Me parece que hay personas en su equipo arrogantes, a veces he pensado que no quiero votar por ella porque me da miedo que esas personas gobiernen. Sin embargo, creo que es el momento de que ella gobierne, de que ella demuestre que puede y si aquellas personas que no me gustan terminan gobernando, asumo la responsabilidad de que así sea. Además es mujer, está demostrado que las mujeres gobiernan mejor y con más responsabilidad, eso no significa que le esté dando un cheque en blanco por ser mujer, tendrá que demostrar que puede con esta capital.

Al concejo hace cuatro años por Martha Ordóñez y no me arrepiento. Hizo una buena y ordenada labor en el Concejo aunque le faltó denunciar más y comunicar más su trabajo, lo siento Martha pero este año no es tu vez. A Carlos Vicente de Roux lo respeto y admiro, tampoco votaré por él pero sé que quienes lo hagan salen muy bien librados. A Angélica Lozano le aplaudo la decisión de salirse de donde no estaba cómoda y de haber iniciado el proyecto de la Séptima se respeta, es una mujer que puede llegar lejos. A Grillo lo conozco y me parece un pilo que puede limpiar a su partido, pero no votaré por él. A Mafe Rojas la conozco, me gusta su trabajo por Teusaquillo y me ha parecido siempre valiente, respetuosa de la diversidad y de los buenos argumentos, Mafe, voto por ti con toda confianza.

A la JAL de Suba no conozco a nadie, no recomiendo a nadie, voto en blanco. Les recomiendo si viven en Chapinero votar por Juliana Márquez, joven, inteligente, mujer y pila

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada