sábado, 17 de septiembre de 2011

#bloggersecreto

Es raro celebrar amor y amistad. Es más raro hacerlo con gente que uno no conoce. Este año me tocó doble dosis de celebración con extraños, primero en mi nuevo trabajo donde jugamos la primera semana de trabajo y después en el #bloggersecreto. El año pasado me salió @omargamboa y le escribí un cuento que no le gustó ni cinco. Este año decidí jugar y me puse a pensar qué sería una buena forma de decirle a mi #bloggersecreto que tenga un feliz día sin caer en el cliché.

Me fui a su blog por pistas y no encontré nada. Estuve pendiente de su TL y nada. Segundo problema, tanto mi amigo secreto como mi #bloggersecreto eran tipos y los dos heteros. Les cuento una anécdota, en mi oficina para endulzar pusieron unos sobres y el que era de mi amigo secreto lo cubrieron de corazones, este man creerá que yo soy un marica enamoradizo, que pena. Cómo hace uno para decirle a un hetero que feliz día sin que crea que le están echando los perros.

Lo único que encontré bonito fue que no le gusta escribir pero que a veces es inevitable hacerlo. Vaya si tiene razón. Después me puse mi mejor traje de periodista y descubrí que mi amigo secreto tiene como 5 amigos en común conmigo en Facebook, todos costeños. Será maestro, que este man es costeño.

Si es costeño peor, ya va usted viendo, porque los costeños (y en esto estoy siendo regionalista y demás) son más homofóbicos que los rolos. Entonces prefiero no escribir, así esta vez me toque, y desearle a mi querido @cuentante que tenga un feliz día del amor y la amistad. Como la música siempre dice cosas más bonitas y fijo él va a querer dedicar una música linda a un amor entonces le regalo esta que es, en mi opinión, una de las mejores músicas de amor.

Posso até me apaixonar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada