sábado, 21 de noviembre de 2009

Lugar común

Lugar común: el frío que estaba haciendo. Pero es que así siempre son las noches bogotanas después de un caluroso día de navidad. Lugar común: las lucecitas estaban prendidas. Muchos, como yo, no han dejado de asombrarse con la creatividad de aquellos que arreglan vías, vitrinas, fachadas y ventanas. Lugar común: el tráfico estaba insoportable. Al menos eso deberían estar pensando los que abajo estaban sufriendo el monumental trancón.

Lugar común: una jirafa. No el animal, obvio, la jarra de cerveza. Lugar común: escuchar a una pareja pelear. A veces es bueno ver otras personas haciendo el ridículo público, a mí me hace reír. Lugar común: ganas de ir al baño. No es posible tomar cerveza y no tener que desaguar. Lugar común: unos niños corriendo. Detrás de ellos los papás tratando de alcanzarlos.

Lugar común: gente abrazada. Yo muriendo de ganas de que me abrazaras. Lugar común: hablamos del frío. Y de las noches, y de las parejas. Lugar común: esas conversaciones siempre buscan algo más. Lugar común: no hubo que pedir apechiche. La situación misma hizo que nuestros labios se acercaran. Lugar común: me detuve a mitad de camino a ver la cara que ponías. Fue cómico verte hacer pico, cerrar los ojos y quedarte buscando un encuentro que dabas por logrado. Lugar común: me dio risa y te besé. Lugar común: te diste cuenta y me preguntaste de qué me reía.

Lugar común: respondí que la situación. Cuál situación, la nuestra, cuál nuestra, está bien de tu cara. Lugar común: hiciste mala cara. Lugar común: te besé. Lugar común: te besé otra vez. Lugar común: ya no te quise dejar de besar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada