domingo, 9 de septiembre de 2012

Alta Consejería de Bogotá ¿Para qué?

La semana pasada en varios corrillos políticos empezó a correr un fuerte rumor, los cambios en el gobierno de Juan Manuel Santos no habían terminado. Como todo sabemos la diligente Cecilia Álvarez pasó al Ministerio de Transportes, Colombia Humanitaria se acaba y el Fondo de Adaptación estaba sin cabeza. Le pusieron cabeza a Colciencias (una noticia que pasó sin importancia en los medios) y van a crear nuevas Altas Consejerías. Comenzaron con el reenganche Alto Comisionado para la Paz y siguen con la Alta Consejería para Bogotá.

La noticia, confirmada por varias fuentes, es que la nueva Alta Consejera para Bogotá es Gina Parody. Un terrible pensamiento se apoderó de mí: ¿Será que Gina cambió? Cuando fue mi profesora, ella repetía hasta el cansancio ese concepto liberal que reza que la democracia electoral funciona cuando hay reglas claras y resultados inciertos. Reglas claras hubo, más de 300.000 votamos por ella y salió elegido, quién lo habría pensado, Gustavo Petro. El resultado incierto también fue parte de nuestra elección para alcalde. ¿Será que no aceptó el triunfo? ¿Será que no le basta con ser opositora? ¿Será que no quiere ser candidata en 4 años?

Claro, la decisión de tener una Alta Consejería es del presidente Juan Manuel Santos, que ha tenido que vivir con la tozudez de Gustavo Petro, quien no escucha a amigos y cree que opositores son enemigos. Que haya elegido a Gina quiere decir que el Presidente le apuesta a un modelo de ciudad que no fue escogido por los votantes y que Gina haya aceptado quiere decir que ella sí puede trabajar para los partidos políticos (por si no se acuerdan ella decía que no hacía pactos con Galán y Luna porque pertenecían a un partido y que ella se había desencantado de ellos) y podría abrirle las puertas a un regreso al Partido de la U, que ahora no es de Uribe sino de la Unidad Nacional.

Y si Santos decide tener una Alta Consejería de Bogotá ¿para qué es? Uno de los aspectos más interesantes de la reforma de 1986 y de la Constituyente de 1991 es que, a diferencia del resto de América Latina, en Colombia el Gobierno Nacional no se puede meter en el gobierno local de la capital. Diferente es en México donde el presidente tiene poder de veto sobre el DF o en Chile donde de facto el Alcalde Mayor de Santiago escasamente puede tomar algunas decisiones administrativas porque la presidencia gobierna de facto a la ciudad. Bogotá es totalmente autónoma, tanto que hasta tiene su propia oficina de relaciones internacionales y produce tantos recursos propios que no necesita que la Nación le devuelva una buena porción de los impuestos nacionales que paga.

Algo parecido pasaba en Caracas, una quíntuple ciudad con 4 municipios distritales y un municipio metropolitano (Baruta, Chacao, El Haltillo y Sucre, además del municipio Libertador), que existen con un alcalde local y un Alcalde del Distrito Metropolitano de Caracas que hace las veces del Alcalde Mayor. Cuando en las últimas elecciones ganó un opositor, se creó el Distrito Capital de Venezuela que es gobernado por un Alto Consejero Presidencia con poderes de Jefe de Gobierno. En otras palabras, cuando a Chávez le pusieron un alcalde que no le gustó creó otro puesto de origen nacional para hacerle contrapeso. ¿Es eso lo que quiere Santos?

Mientras la noticia se hace pública ojalá Santos y Parody definan bien para qué quieren la consejería. Como adenda, que esta noticia sea para Gustavo Petro un campanazo de alerta para conciliar más y dejar ese carácter dictatorial que ha mostrado en estos primeros meses de gobierno.

2 comentarios:

  1. Me parece que el articulo esta tratando de hilar delgado y hacer conjeturas no necesariamente acertadas, por ejemplo:
    - Aceptar un cargo en calidad de consejero no implica la participación en partidos políticos por parte de Gina Parody.
    - La aceptación de Gina Parody no implica que no participe en las próximas elecciones y mucho menos que no le baste con ser opositora, por el contrario puede hacer un mejor papel y desde la oposición emprender acciones que beneficien a la ciudad.
    - Por otro lado, durante la campaña del 2011 se pudieron identificar varias convergencias en las propuestas de los candidatos, por lo tanto esto no implica necesariamente que el presidente Santos le apueste a un modelo distinto sino a una forma de hacer politica distinta.

    Finalmente hay que esperar a que se especifiquen las funciones y el alcance de la Consejeria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natalia,

      1) Gina dijo que no podía hacer alianzas con otros candidatos porque era hacer alianzas con sus partidos ¿No aplica lo mismo para el partido del presidente? En ese gobierno, además, trabajan Carlos Galán y David Luna, los dos candidatos con los que no podía trabajar en campaña.
      2) Tienes razón, no sabemos qué quiere el presidente con la Alta Consejería.

      Saludos,

      Eliminar