martes, 15 de diciembre de 2009

Prince Charming

Estaba sonando Something de Shakira, había olvidado lo lindas que son sus acordes y su espectacular poema. Before I meet you I wasn't exactly lucky, every prince charming lost charm after 12. Resulta que si fuera a encontrar a mi Prince Charming poco se parecería al de Shrek, y un poco más a dos amigos del alma míos. Si fuera a pensar qué tipo de Prince Charming quiero ser, se parecería mucho más a esos dos amigos que son mis Prince Charming.

Estaba hablando de la canción que sonaba, iba a empezar una crónica y la dejé por la mitad. Iba a contar que me salieron lágrimas cuando te saludé, que cuando te vi se me iluminó la cara, que cuando hablamos de tu vida y me pude dar cuenta que estás feliz se me elevó el alma. No quiero que pienses que estoy enamorado de ti, me respondería a mí mismo algo así como "brincos dieras". Tampoco quiero que pienses que te estoy haciendo una apología a nuestra amistad porque estás lejos. No, simplemente estoy haciendo justicia a esta lejanía en la que vives y que nos tenemos.

El caso es que mi Prince Charming no se parece a mí; es como el ángel de Cabas, más negro que blanco. Mi Prince Charming está dividido, uno está lejos y el otro está lejano, casi extraño. Mi Prince Charming es muy inteligente, afortunadamente, no quiero parecerme a un inepto. Mi Prince Charming no es mío, uno porque no se puede y el otro porque tampoco se puede.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. no tengo un Prince Charming...no sé por que, de hecho nunca lo había pensado...hehe

    creo q meditaré sobre ello

    si, los poemas de Shakira son increibles, la melodía es extraña.

    ResponderEliminar
  3. Ro, bella forma de recordar y de querer. De Shakira y sus "grandes líricas" pues qué te diré, nada sensancional, más bien simple y la melódía insifrible.

    Un beso.

    ResponderEliminar