sábado, 7 de noviembre de 2009

Toronto y Sammy

Contra los pronósticos de todos los analistas Toronto ganó la elección para ser la sede de los XVII Juegos Panamericanos en 2015. La ciudad canadiense arrasó en una votación que sorprendió a muchos. Primero porque la propuesta más débil era la de Toronto, sus instalaciones atléticas están muy separadas unas de otras y distan por lo menos 45 minutos de la Villa Olímpica, además desde hace muchos años la sede turnaba entre los subcontinentes, era el turno de Centroamérica y el Caribe que no habían presentado candidatura para apoyar a Bogotá pues Colombia participa en la ODECABE (Organización deportiva de Centroamérica y el Caribe). Lima, la ciudad que más cosas había prometido tampoco quedó.

El resultado es ridículo, es decir no creo que alguna de las ciudades hubiera tenido problemas para organizar las justas, habría sido bueno que Bogotá quedara por las razones que expliqué antes y una vez más Estados Unidos demostró que los juegos que dan puntos para los Olímpicos son competencias que no le interesa organizar.

Lo que quería comentar es que Samuel, la persona que finge ser alcalde de Bogotá salió a decir que la ciudad no había ganado porque la delegación de Toronto había repartido Blackberry a quienes prometieran el voto a esa ciudad. Pobre Sammy, él cree que en el resto del mundo las cosas se manejan como en su administración, con prebendas, regalitos y cuadros políticos marcados. Ganó Toronto porque convenció y ya.

1 comentario:

  1. Sinceramente creo que la presencia del lambón de Uribe con las ganas de ganar votos en Bogotá interfirió con el voto de algunos que decidieron protestar de forma pacífica.

    ResponderEliminar