martes, 13 de octubre de 2009

Cómo escribir

Volviendo a las peticiones, tengo que hacer un escrito para decir qué hago para escribir. El de nadar fue muy fácil porque la rutina y los accesorios me los sé de memoria. Escribir es más difícil porque requiere inspiración y que el escrito se deje llevar. Me acordé de la letra de una canción de Carlos Vives que se llama La Receta. En su letra dice que hay que ponerle esencia que nazca del corazón y hacer la canción con sus propias experiencias.

Sí, es verdad uno cuando escribe pone mucho de lo que es uno en los escritos, hoy cuando Felipe leyó la nota de nadar me dijo que me había visto con la crema humectante, que eso era muy mío. Uno también tiene que poner un poco de lo que uno quisiera ser y lo que uno no quiere nunca y bajo ninguna circunstancia ser.

Escribir no es fácil, aquellos que me leen desde el principio saben que he mejorado, que la práctica sí es parte importante del proceso de producción. Ellos y ellas también saben que tengo mejores días, que cuando la historia tiene sangre o lágrimas sale mucho mejor. Cuando estoy muy feliz no es tan fácil escribir, cuando estoy muy tranquilo tampoco. De pronto me toca tener la cabeza llena de locuras para poder poner mis pensamientos en orden y crear algo digno de ser publicado.

Debo admitir que muchas veces lo que escribo no se publica, no me gusta o no siento que llegue a ningún lado. A veces tengo buenas ideas que simplemente no fluyen. Lo importante es que siempre que me siento aquí y mis manos acarician las teclas hago lo que me gusta y trato de hacer esto de manera que otra gente también lo disfrute.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada