domingo, 27 de septiembre de 2009

Y

Y me levanté con felicidad
y me levanté y me arreglé
y me levanté y pensé en que era mi deber
y me levanté, ese deber era votar
y me levanté y me reí de todos los que creen que votar es sólo un derecho
y cuando me terminé de arreglar salí.

Y entonces salí
y entonces me acordé de los días anteriores
y entonces recordé que a diferencia de muchos mi voto era consciente
y entonces me dio pesar por aquellos que se dejan comprar
y entonces me dio miedo pensar que de pronto esos son más.

Y si son más, qué será de mí
y si son más, qué será de todos nosotros
y si son más, entonces seguiremos en las mismas
y si son más, serán más los pobres
y si son más, no habrá equidad
y si son más, dónde quedamos los otros.

Y qué si soy otro
y qué si soy diferente
y qué si me convencen los argumentos
y qué si salgo de mi zona de confort
y qué si estoy convencido de que el interés general está por encima del particular.

Y particular fue esta salida
y particular era mi vestir
y particular eran mis pasos
y particular era la forma como la gente me veía cuando tenía el tarjetón amarillo
y particular fue haber votado en una consulta de un partido al que no pertenezco
y particular fue ver las mesas vacías
y particular fue ver unos niños votando
y particular fue que me demoré más buscando la mesa
y particular fue ver a Petro con una equis encima de su cara
y particular fue la relación mental que hice
y particular fue recordar que él es ex guerrillero
y particular fue pensar que la última vez que vi la foto de un ex guerrillero también tenía un equis
y particular es la diferencia entre la equis de Petro y la de los otros guerrilleros.

Y sí, voté y ahora me toca esperar los resultados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario