viernes, 27 de marzo de 2009

Slumdog Millionare

Anoche varias veces antes de dormir volvieron a mi mente imágenes de la película Slumdog Millionare. Unas cómicas, otras tristes, otras sumamente crudas, unas más bellas. Debo confesar que este año he ido pocas veces a cine, lo que me aterra pero he visto dos películas muy buenas Vicky Cristina Barcelona y Slumdog Millionare.

Les voy a contar que anoche cuando me acosté quedé pensando tres cosas. La primera es que quiero encontrar un amor puro como el de Jamal, yo sé que suena cursi pero en verdad el amor que ese niño siente por Latika lo quiero sentir y quiero que lo sientan por mi. Así de básico.

La segunda es que, suena superficial, quiero tener a alguien igual de hermosa a la tercera versión de Latika. Me produce escalofrío pensar en la belleza de esa mujer, simplemente bella.

La tercera es un poco más política, es que no pude dejar de pensar en la pobreza. Me acordé de Brasil, me acordé de Cartagena, de Ciudad Bolívar, de los millones de personas que viven sin las condiciones dignas.

Los que no hayan visto Slumdog Millionare, vayan, los que la vieron espero que hayan sentido lo mismo que sentí yo.

1 comentario:

  1. La pelicula es sencillamente hermosa. Tiene mucho de lo que le faltan a las peliculas que vemos hoy en día, una historia interesante, que se puede someter a la realidad, un amor apasionante, idilico y un final escalofriante, emocionante. Me encanta esta pelicula...

    ResponderEliminar