domingo, 11 de enero de 2009

La guerra en Gaza

Nadie puede negar que los judíos son un pueblo que ha sufrido mucho. Desde tiempos inmemorables han sufrido el exilio en tierras tan diferentes como Egipto, Mesopotamia, Inglaterra, Europa Oriental y hasta Argentina. La idea de un estado para la población hebrea surgió hace aproximadamente un siglo, cuando un puñado de influyentes hombres judíos promovieron la instalación de un país hebreo en la Tierra Prometida o la Patagonia entre Argentina y Chile.

La promesa comenzó a ser realidad durante la Primera Guerra Mundial cuando los ingleses prometieron a varias instituciones judías la instalación de un Estado israelí en sus colonias palestinas a cambio de dinero para financiar la guerra. La confrontación acabó y los ingleses se hicieron los que no era con ellos. Después durante la Segunda Guerra Mundial los judíos volvieron a financiar la guerra y una vez terminada, cuando se descubrieron los horrores del holocausto, el gobierno ingles decidió crear el Estado de Israel.

Una declaración de la ONU permitió su formación y ahí empezaron los problemas. Guerras y más guerras se sucedieron en la región, contra Siria, Jordania, Egipto, Líbano y facciones palestinas opuestas a la invasión judía. Una de ellas, la Guerra de los Seis Días, fue un episodio curioso de la Guerra Fría en la que participó el Ejército Nacional de Colombia y le dio derecho a nuestro país a un enclave en la Península de Sinaí, que todavía está bajo nuestro poder.

Israel es uno de los países más militarizados y desarrollados del mundo, la calidad de vida de sus habitantes es muy superior al promedio en la región de Asia Menor. Sin embargo, el territorio palestino no goza de las mismas condiciones. La Franja de Gaza es un territorio del tamaño de la Sabana de Bogotá, sin recursos y un limitado acceso al mar (no hay bahías que permitan que barcos de gran calado atraquen en sus puertos). Cisjordania es un territorio interesante con partes del valle del Río Jordan, pero que está cercado por un muro que recuerda al Muro de Berlín.

Los ataques de Hezbolá sobre el territorio israelí y la invasión israelí en Líbano fue la primera victoria de los pueblos árabes sobre los judíos. Ahora la horrenda ofensiva militar sobre la Franja de Gaza lleva 16 días y ha dejado 888 palestinos muertos en Gaza , incluyendo 247 mujeres y niños y un saldo de más de 4000 heridos. Es, dadas las proporciones, un etnocidio parecido al de Ruanda.

Ojalá la ONU pase de las simple declaraciones a acciones de peace making y un embargo comercial a los judíos. La muerte no vale, menos cuando no hay razones para que niños, mujeres y ancianos deban morir.

1 comentario:

  1. Espada de doble filo, es preferible un muerto de tu propia gente o 1000 de otros para evitarlo? eso es de cada quien, en toda guerra hay bajas y la ONU no hace nada por que como dijo Stalin, cuando los muertos son muchos se vuelven estadisticas y por que la ONU no sirve en estos casos y menos si el patron Don Tio Sam tiene interes en el asunto, por lo pronto esperar que se terminen de matar y cruzar los dedos por que el conflicto no se extienda ya que el IDF y sobretodo sus servicios de inteligencia no son conocidos precisamente por su respeto al DIH.

    ResponderEliminar