jueves, 4 de diciembre de 2008

Una buena medida

El alcalde del municipio de Soacha, contrario a la tradición de esa población, anunció la prohibición de fabricación y venta de pólvora en su localidad. Esto ayudará a reducir los índices de quemados y se suma a una política del Distrito Capital que hace más de 10 años no permite que la gente comercie con pólvora en los terrenos de la ciudad. El señor alcalde se libró de las presiones de los polvoreros que habitan ese municipio y además se hizo la vista gorda con las ideas populistas del congresista Venus Albeiro Silva, representante de los polvoreros en el Congreso.
Lástima que los demás alcaldes de la Sábana y del país no tengan el mismo nervio para atacar a quienes son los directos responsables de los quemados en la época decembrina.

1 comentario:

  1. No estoy de acuerdo, los quemados son por idiotas que sin saber manejar polvora se ponen a manipularla o que dejan a niños hacerlo, igual que las marmas lo peligroso es quien las manipula y para que.

    Lastima que con tanto idiota toquen estas medidas para evitar desastres.

    ResponderEliminar