martes, 9 de diciembre de 2008

La campaña nacional

Hace años la política de turismo en Colombia prácticamente no existía. Al país venían los renegados, los mochileros que tenían que atravesarla en su ruta entre Centro y Sur América, un par de ejecutivos buscando negocios y yuppies interesados en buscar cocaína. Desde 2000 el Fondo de Promoción Turística creó una imagen publicitaria del país (en aquella época era Vive Colombia, viaja por ella) con el interés de promover los destinos turísticos nacionales sin mucho éxito. En 2003 luego de la reforma de los Ministerios, se creó el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo que fusionó al de Comercio Exterior con parte del antiguo Ministerio de Desarrollo Económico. Desde ahí comenzó la búsqueda de una nueva imagen publicitaria del país.

Primero se convocó a un concurso de agencias publicitarias para crear el logo y la imagen de la nueva estrategia. Ganó la idea Colombia es Pasión, que en su momento generó mucha polémica pues el símbolo parece evocar al país del Sagrado Corazón. Sin embargo, el debate de si era o no un buen ícono del turismo nacional se perdió en la maraña de noticias que congestionan a los medios todos los días.

Después, una decisión acertada del gobierno dotó a la nueva marca de una gerencia organizada y se puso a organizar la recolección de dinero y la consolidación de la marca dentro del país. Surgió entonces la idea de traer periodistas extranjeros para que hicieran coberturas especiales del país. Fue así como The Economist, The New York Times, Vanity Fair, Revista Veja, Globo, El Comercio, El País y muchos otros medios renombrados del mundo hicieron reportajes y crónicas de la transformación de la meca de la violencia a, como le dijo NYTimes, la nueva gran cosa de América Latina. Esto sumado a la grabación de varias películas de Hollywood en el país, incluyendo El Amor en los Tiempos del Cólera.

Este año la estrategia fue mucho más agresiva, Bogotá se convirtió en un excelente lugar para hacer negocios, Medellín ha sido la sede de importantes congresos internacionales (La cumbre de la OEA, la cumbre de las Academias de Lengua Española, la cumbre del BID), Cartagena es el nuevo destino de embarque de cientos de cruceros. Asimismo se creó la nueva campaña Colombia, país de flores, que ha regalado a miles de transeúntes flores en Nueva York, Shangai y Londres. Finalmente este año inundaron a los canales de CNN con publicidad de la campaña de Colombia es Pasión, Colombia el riesgo es que te quieras quedar.

Todo lo anterior muy bonito, pero en serio, qué tan bueno es el turismo en Colombia, cuántos turistas vienen a nuestro país, cuánta plata se invierte en traer a periodistas y qué tanto le queda a los nacionales de los dólares que traen los gringos. Un debate que no nos hemos dado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario