miércoles, 5 de noviembre de 2008

Un análisis más sensato

Anoche todo fue alegría, entusiasmo, buenos discursos (no podemos negar que Obama es un excelente orador y que McCain tuvo una de sus mejores presentaciones). Hoy tenemos que sentar cabeza y analizar lo que se le viene encima a Obama, yo no soy experto en política norteamericana, pero creo que Obama va a tener muchos problemas una vez llegue al Salón Oval. Primero tiene una economía terrible, el país está inmerso en dos guerras absurdas, los norteamericanos nunca habían sentido tanta presión externa para mejorar sus problemas internos y no se percataron a tiempo del rezago que tienen en cuestiones fundamentales como el acceso a la salud y la educación.

Obama se efrenta a un país mediocre, que necesita mejorar su sistema de educación básica y media si quiere que sus universidades en un par de año formen estudiantes estadounidenses y no se conviertan en la meca del conocimiento de muchachos muy bien preparados de América Latina y Asia.

El nuevo gobierno debe lidiar con 12 millones de inmigrates ilegales, la mayoría de ellos latinos, que no pueden volver a sus casas, pero que tampoco pueden ser naturalizados de buenas a primeras. También debe pensar en cómo mejorar la seguridad en sus fronteras y procurar una mejor relación con América Latina que permita el desarrollo en esos países y así disminuir el flujo de inmigrantes.

Para el nuevo inquilino de la Casa Blanca el nuevo déficit será tan grande que ponerle el fin a los problemas en cobertura en salud va a ser casi imposible. Tampoco se puede olvidar que la población está enejeciendo y que son los viejos los que más gastan en médicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario